GROSSMANN Wafer Baking Installations – tradición y innovación

Desde hace más de 60 años GROSSMANN desarrolla, construye y vende  hornos para la cocción de obleas en Alemania , Europa y en el mundo entero – aproximadamente  un 90 % es destinado a la exportación.

Todo comenzó con Hubert Grossmann (1917 – 2000), constructor de maquinaria, que fundó la empresa.

Después de la segunda guerra mundial abandonó su hogar en la ex Alemania del Este DDR,  con su mujer y dos niños pequeños,  para reconstruir su existencia en la Alemania del Oeste.  Llevaba una cartera con herramientas y en su cabeza muchas buenas ideas y este fué su capital inicial.    Probó una y otra cosa y entre tantas, también vendió helados.  Para ello necesitaba conos de helado, que en la época de la posguerra eran muy difíciles de conseguir.   Por tanto, se construyó un dispositivo de cocción manual y elaboró sus propios conos de helado.   Sorprendentemente otros panaderos /pasteleros  le pedían cada vez con más frecuencia, que les construyera también una máquina de este tipo.  Pronto pudo pasar a fabricar series.  Esto fué en el año 1950 en una pequeña localidad Fredeburg en Sauerland – y fué el principo de los hornos de cocción de obleas de GROSSMANN-Waffelbackanlagen.

Mientras que la primera máquina de cocción  todavía cabía dentro del maletero de un coche,  las máquinas en los años siguientes cada vez eran más grandes y el programa más variado, por lo que faltaba espacio para la producción.

Después de varias mudanzas se construyó una nueva fábrica  en Winterberg-Züschen.

El hijo mayor, Dieter Grossmann cuando finalizó sus estudios de constructor, a principios de los años 60 , comenzó a trabajar en la empresa y la ampliaron.  Unos años más tarde también se incorporó el segundo hijo Lutz Grossmann.

Entretanto la empresa exportaba a todo el mundo y las demandas se incrementaban por lo que la fábrica en Züschen se hizo pequeña.  Se construyó una nueva a unos 30 Km, que es la empresa actual en Frankenberg/Eder.   La mudanza se realizó en 1981, al mismo tiempo que se fundó GROSSMANN GmbH. Hubert Grossmann se retiró del negocio operativo y traspasó las responsabilidades a sus dos hijos.

Con los hornos de cocción GROSSMANN ya no se fabrican solo conos de helado enrollados en las más diversas formas, sino multitud de otros productos, como por ej. rollitos de oblea, tulipas y vasitos, abanicos, obleas de diseño, obleas blancas , gofres de  bruselas, chips de oblea etc.

Se suministra a pequeños y medianos fabricantes, como también a la gran indústria.  Los deseos de los clientes, son base para la ejecución de las máquinas,  incluyendo y aplicando las más novedosas técnicas, con un personal altamente cualificado y experiencia de muchos años.  Sean redondas o alargadas, eléctricas o calefactadas a gas,  aquí un verdadero profesional construye máquinas especiales, con gran pasión y ofreciendo siempre soluciones creativas.

Hoy por hoy,  GROSSMANN es uno de los fabricantes líder a nivel mundial  de hornos para cocción de obleas , todavía en propiedad de la familia y actualmente dirigida por el Gerente Lutz Grossmann.